Archivos Mensuales: marzo 2014

‘South Park: La Vara de la Verdad’, la bendita espada de Damocles de la industria

¡Ay, las obras de casa! Un martillo, una pala, el traqueteo del taladro agujereando paredes… Es indiferente de qué forma nuestro amabilísimo vecino haya perturbado nuestra paz de espíritu, pues cualquiera de estas herramientas supone un auténtico instrumento de tortura bajo la cual se cimentará su nueva morada. El resultado será la lógica consecuencia de invertir cantidades ingentes de dinero y esfuerzo, a lo que es necesario añadir, sobre todo, unas ganas locas de importunar a propios y extraños. Al fin y al cabo, esos insomnes vecinos serán sus primeros invitados y los que juzgarán si tanto enojo estaba justificado.

Las obras duelen. No se trata de un dolor banal como podría ser el tomar un alimento en mal estado, sino una venganza que el universo se toma contra ti por algo que hiciste en otra vida. Estoy convencido de que desde que el hombre es hombre ha existido un semejante pertrechado con el objeto más ruidoso, dispuesto a acabar con nuestra paciencia. No estaba allí, pero no me sería muy difícil imaginar a un joven Tales de Mileto hastiado porque quería montar una reforma en casa.

southpark_1

Lee el resto de esta entrada

Breve análisis de ‘Only Lovers Left Alive’, el manifiesto nihilista de Jim Jarmusch

lovers

Only Lovers Left Alive es un viaje psicodélico que en sus dos horas de metraje nada entre reflexiones filosóficas e inteligentes muestras de humor sarcástico. Jarmusch utiliza la música como hilo conductor para construir su relato, con una mezcla tan ecléctica que aúna la música clásica con el rockabilly, los sonidos de raíz árabe con el rock psicodélico y el blues con el funk. Es un placer escuchar en un mismo discurso narrativo las bellas melodías de Paganini, Danise Lasalle o Yasmine Hamdan de forma tan cohesionada y sin desentonar en ningún momento.

Visualmente impecable, Jarmusch demuestra tener buen gusto y rodearse de expertos. La fotografía del francés Yorick Le Saux resulta hipnótica y fascinante por la forma en la que retrata las dos ciudades en las que transcurre la acción, asociándolas cromáticamente a sus protagonistas. Y es precisamente el marcado contraste de la pareja protagonista su principal arma. Eve (Tilda Winston) vestida siempre de blanco o de colores muy claros es la parte optimista de la pareja, mientras que Adam (Tom Hiddleston) con su indumentaria negra manifiesta su depresiva personalidad. Lee el resto de esta entrada